Si estás comenzando un emprendimiento y necesitas un equipo para imprimir documentos importantes como contratos o folletos de promoción, el renting de impresoras para autónomo y freelance es la mejor alternativa. Esto se debe a que este tipo de servicios ofrece grandes ventajas a un precio que va acorde con las diferentes necesidades de la empresa.

Además de ello, el renting de impresoras garantiza los siguientes beneficios para quienes trabajan desde casa o son autónomos:

1. Impresora siempre en óptimas condiciones

Los proveedores de impresoras renting se aseguran de que la máquina siempre esté actualizada y lista para usar cuando lo desees. Esto se debe a que las impresoras tienen incorporado un software que mantiene informada a la empresa sobre el funcionamiento de sus máquinas, es decir que no es necesario notificar sobre alguna falla o solicitar asistencia, ya que seguramente algún técnico irá con anticipación a solventar el problema.

Además de las reparaciones, mediante algoritmos, el software también avisa cuando los niveles de tóner están muy bajos. De esta manera, el proveedor podrá intervenir antes de que la tinta falle, con ello evita problemas a la máquina y al trabajo que estés realizando.

2. Es más económico

Para los freelance y autónomos, resulta más económico optar por impresoras renting, debido a que no deben hacer un desembolso inicial para comprar el equipo, sino que podrán invertir ese dinero en otros aspectos que permitan el crecimiento de la empresa.

Se debe tomar en consideración que los costes por impresión siempre varían, sin embargo con el tiempo sigue siendo más barato el renting. Esto es debido a que no necesitan comprar cartuchos, pagar a un técnico para realizar mantenimiento o ejecutar reparaciones.

Además, si la impresora queda obsoleta tecnológicamente hablando, se puede solicitar el cambio por una mejor sin tener que hacer una inversión grande.

3. Se evita un cambio por obsolescencia

Antes de llevar la impresora a casa o a la oficina, se debe firmar un contrato por un periodo fijo, al cumplir ese tiempo la máquina deberá ser devuelta. Lo curioso de este proceso es que generalmente el plazo del contrato corresponde al resto de vida tecnológica útil que le queda a la multifuncional.

Esto quiere decir que cuando el contrato acabe, se podrá solicitar otra impresora más actualizada, que proporcione menos consumo, más calidad de impresión y velocidad.

4. No hay gastos imprevistos

Con tan solo el pago de la cuota se obtienen todos los beneficios que conlleva una impresora de alta gama, es decir tendremos el equipo, los consumibles y el mantenimiento a nuestra disposición. Por tanto, si nos programamos bien, podemos predecir lo que pagaremos en cada mensualidad, ya que esta suma se hace en función de lo que consumimos durante todo el mes.

Con todos estos beneficios nos liberamos de cubrir gastos extras que tal vez no podemos pagar, como comprar tinta, reparaciones e incluso, cambiar la impresora. Igualmente, nos ahorramos el trabajo de buscar el técnico o los cartuchos adecuados.

Adicionalmente, es importante mencionar que aunque los precios en el mercado suban, la cuota no lo hará, debido a que los precios siempre se mantienen iguales, al menos que se decida hacer un cambio de impresora.

5. Permite el acceso a impresoras de alta gama

Las empresas de renting se adaptan a las necesidades de cada cliente, por ello no tienen exclusividad con un modelo multifuncional, sino que ofrecen una gran variedad. De esta forma, sus servicios se pueden ajustar a cualquier presupuesto.

Esto significa una gran ventaja para quienes necesitan una impresora de última generación pero que no cuenta con el dinero para comprarla. Con el renting podrás tener la impresora que quieras, por el tiempo que necesites.

Etiquetas: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.