La economía en los últimos años ha cambiado a tal magnitud, que ha permitido a las distintas empresas replantearse los objetivos y las estrategias aplicadas con anterioridad. En función de buscar mejoras y un nuevo crecimiento.

Por ello, el alquiler de vehículos y sistemas informáticos, incluido el alquiler de impresoras, ha formado parte de la modalidad de renting que ha tenido más auge en la actualidad, considerándose que ganara más campo día a día

¿Cómo se respalda el renting de impresoras?

El renting es solamente un contrato de arriendo que se hace por máximo cinco años donde no existe la posibilidad de comprar. Por ello, en el caso del alquiler de impresoras quien las arrendó tiene la obligación de devolver cada una de estas al mismo momento en que se finalizó el contrato.

El alquiler de impresoras sirve como respaldo para garantizar que el renting se está ejecutando como modelo de ahorro en ciertas empresas. Este trabaja de una forma particular, donde la compañía que se encarga de ofrecer el servicio de renting compra un bien nuevo y lo pone a disposición del arrendatario por un plazo de tiempo.

Cabe destacar que la duración de este contrato se supone que no debe exceder la vida útil del bien que se está arrendando. En el caso del alquiler de impresoras este servicio incluye gastos de revisiones, mantenimiento y reparaciones del bien, siendo esta una ventaja para las empresas, ya que no deben pagar nada más, excepto lo estipulado en el contrato del servicio.

¿Cuáles son las 3 ventajas principales del renting?

Como en la mayoría de los casos, este método de renting aplicado en el alquiler de impresoras se caracteriza por cobrar una cuota fija que suele ser mensual. Además de eso, al aplicar este modelo de ahorro se estaría favoreciendo a la empresa en lo siguiente:

1. Cuota fija mensual

Cuando se accede al renting la empresa no cancela cuotas iniciales, lo que significa que se realizan solo los pagos mensuales. Beneficiándose el arrendatario al no tener que pagar extras en intereses, ni gastos por mantenimiento. Esta acción permite a la empresa garantizar un ahorro, a su vez, que representa un alivio para el flujo de caja y manejo del capital de trabajo.

2. Menos equipos obsoletos

Esto se debe a que las impresoras al no ser parte de los bienes de la empresa no se incluyen en los inventarios de equipos obsoletos. Además que tampoco pierden un valor significativo para la compañía. Lo que garantiza que al aplicar al renting se tendrán equipos de alta tecnología funcionando.

3. Menor capacidad de endeudamiento

Al no tener que solicitar créditos ni realizar inversiones para comprar equipos que al final serán improductivos, no existe preocupación porque aumenten las deudas de la empresa. Esto se debe a que el renting no genera deudas de ningún tipo, aportando una mayor autonomía financiera, además de un mejor manejo del capital de trabajo.

Etiquetas: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.